El salón de Paquita, de Navalmoral

Paquita de Navalmoral nos invitó a pasear por el salón de su casa. Las que conocéis su salón ya sabéis las maravillas que guarda, La verdad es que, aunque me lo habían comentado, no podía ni soñar las maravillas que vimos. Así que unas gracias enormes por darnos este paseo, que continuó con un mundillo de una amiga (uff.. qué faena, no me acuerdo del nombre), para terminar con la visita a la iglesia y ver el manto de la Virgen, totalmente restaurado por Paquita. Como siempre os digo, una imagen más que mil palabras. Felices Encajes a todas y espero que os guste. y si queréis acompañarnos, click en la foto.